INICIO
 CURRÍCULO  
 NOTAS BIOGRÁFICAS  
 CRONISTA OFICIAL  
 ARTÍCULOS  
 LIBROS  
 FOTOTECA  
 ADARVE FOTOGRÁFICO  
 ENVÍA TUS FOTOS 
 VÍDEOS 
 NOTICIAS DE PRIEGO 
 ENLÁCENOS 
 LIBRO DE VISITAS 
 BLOG 

 

17.15. ALMEDINILLA EN LA PRENSA CORDOBESA. (1852-1952)

 




969837 Visitas
desde el 1 de mayo 2007
PRIEGUENSES EN LA HISTORIA - Percy en Adarve. (Sátira y humor)

04. VIDA MUNICIPAL

Sueve crítica a la labor municipal, adelantos técnicos y algunas peloteras.

© Enrique Alcalá Ortiz



Cuando toda crítica al poder político estaba prohibida y censurada, éstas de ahora no dejan de ser sorprendentes, aunque sean tan simples como para andar por casa, pero también importantes.

Critica los ruidos nocturnos que no le dejan dormir. Así pide que los coches lleven el escape cerrado, (por entonces circulaban pocas motos todavía); que los municipales vigilen los bares cuando los beodos empiezan a cantar; que los carros circulen con llantas de goma y no de metal como era lo corriente; que los perros los aten con soga y no vagabundeen sueltos; y que el transporte de los bidones no se haga rodándolos por el suelo como era habitual.

Con motivo de la renovación de la Corporación Municipal hace una relación de las profesiones de los nuevos ediles enalteciendo su valía, para luego reclamarle que quiten de la puerta de su casa los innumerables coches y camiones que aparcaban. Nuestro poeta tenía una tienda de tejidos, ?Casa - Madrid?, en la calle Queipo de Llano, 18.

         Otro de sus aciertos, sin lugar a dudas, es su composición llamada ?Lo que dejó de existir? donde con gran acierto detalla algunos nombres de las calles ya desaparecidos del nomenclátor oficial, así como de otras instituciones. Leemos Cañamero, Zapateros, Horno, Tostado, Herreros, Granada, Gitanos, Ancha, Monjas, Río, Locos, Alta, Acequia, Llano y La Ribera, algunos de ellos recuperados en la actualidad en este período democrático. Bares como La Plancha, La Tardía, Bar la Foca, y algunas fábricas o casas como La Fundición, Fábrica de Sombreros, Círculo de Obreros y Casa de Calzones.

De los guardias municipales, hace en alguna ocasión chiste de su incultura.

Alaba los uniformes recién confeccionados a la Banda Municipal, a los que llama los nietos de D. Ricardo (Wagner), pero critica el hecho de que no llevasen gorra, ya que parecían camareros en vez de banda de música:

 

?(?) pues tiene muy mala sombra

que porque toquen de balde

tenga que tocar de gorra?.

 

         Otro motivo de chiste y guasa suave fue el nuevo uniforme que le pusieron a los guardias municipales, consistente en sahariana, correaje blanco, pito, porra y un salacot para la cabeza, al que compara con un orinal.

 

         También se hace eco de las nuevas ordenanzas municipales que dictaminaban a los vendedores de carne y pescado, como medida higiénica, el uso de uniforme y gorro y lo mal que le había sentado al gremio la citada ordenanza.

 

ADELANTOS TÉCNICOS

Hace referencia a los grandes adelantos técnicos de la primera mitad del siglo veinte, como son los aeroplanos, los submarinos, el teléfono y la radio.

Si bien algunos de estos adelantos de los que ya se disfrutan como el fluido eléctrico causan muchos problemas por los continuos cortes que se producen y que él muy ingeniosamente, aprovechando el refrán de que no hay mal que por bien no venga, es beneficio para los enamorados pues así sus encuentros en vez de a la luz de un farol, se harán a la de las estrellas; a los empleados que podrán descansar de una forma obligada durante sus largas horas de trabajo; a los técnicos electricistas que tienen que arreglar los motores descompuestos; y al beodo en la taberna que podrá consumir un chato de más sin ser notado.

También hace chistes con la penicilina que usa hasta para curar a las gallinas de la peste aviar y los ?aigas? que se compran los nuevos ricos.

 

DIÁLOGOS Y PELOTERAS

Como cualquier escritor que se precie, nuestro autor tuvo sus imitadores y sus pequeñas controversias en las páginas de Adarve. Él mismo escribe un poema sobre el reloj del Palacio Municipal, contestando a un poema de Carlos Valverde Castilla y en otra ocasión le contesta otra con titulado Pasemos por la vida

         Cyper, seudónimo, cuya personalidad desconocemos, le dedica un poema titulado Vano empeño donde pone de manifiesto la gran cantidad de hombres que se ponían en la Plaza dificultando la labor de los guardias con el tráfico. Percy no tarda en contestarle, usando su gracejo particular.

         Le dedica unas estrofas a Antonio Aguilera, dueño de un pequeño kioscos cerca de la puerta de San Juan de Dios donde vendía y cambiaba novelas del oeste o amorosas que se hizo famoso por su afición a los toros, por su gracejo en la conversación y por su aspecto muy bajo de estatura y con una cabeza bastante desproporcionada en tamaño con su talla, de aquí el apodo de ?El Cholas? con el que todos le conocían. A pesar, de haber sido una petición, el quiosquero se busca un amigo y le contesta puesto que en cierto modo se siente ofendido. Nuestro poeta le hace otra composición aludiendo ?a su escribiente? quien resulta ser Rafael de la Rosa que vuelve a escribirle. Ya conocido el autor, vuelve a contestarle. Aunque, eso sí, siempre en tonos finos  procurando que la sangre no llegara al río.





604 Veces visto - Versión para Imprimir




Libro de
Visitas


Colabora con tus fotos



Buscador de Artículos



[INICIO] | [CURRÍCULO] | [BIOGRAFÍA] | [CRONISTA OFICIAL] | [ARTÍCULOS] | [LIBROS] | [FOTOTECA] | [ADARVE FOTOGRÁFICO]
[ENLÁCENOS] | [LIBRO DE VISITAS] | [ENVÍA TUS FOTOS] | [BLOG]


Diseño Web: © dEle2007