INICIO
 CURRÍCULO  
 NOTAS BIOGRÁFICAS  
 CRONISTA OFICIAL  
 ARTÍCULOS  
 LIBROS  
 FOTOTECA  
 ADARVE FOTOGRÁFICO  
 ENVÍA TUS FOTOS 
 VÍDEOS 
 NOTICIAS DE PRIEGO 
 ENLÁCENOS 
 LIBRO DE VISITAS 
 BLOG 

 

01.15. LA PASIÓN COFRADE DE PRIEGO

 




1014776 Visitas
desde el 1 de mayo 2007
Personas - No prieguenses

ANTONIO LOPERA. "FERMIILLO"

Trovero popular de gran fama en toda Andalucía



 
 

© Enrique Alcalá Ortiz

 

  M

i afición a la cultura popular y a las cosas de nuestro pueblo me ha hecho estar en contacto con las diferentes clases de manifestaciones folclóricas, tanto las ya desaparecidas como los rincoros, como una representación muy peculiar y genuina que existe en nuestra comarca y en las colindantes como son los trovos y los troveros, como así se llaman ahora, pero que por aquí se llamaban de siempre los poetas. Poetas que escriben palabras. Al principio de trabar conocimiento con los troveros me llamó poderosamente la atención que a los versos de sus coplas, que son generalmente quintillas, estrofas de cinco versos, las llamasen palabras. 

          Me decía Ferminillo en una entrevista que le hice hace ya casi quince años: Nosotros cantamos en quintillas. Esto son frases repentinas. Esto se compone de cinco palabras. Entonces a mí en vez de decirme una cosa hablando, me lo dicen cantando. Pero todo en cinco palabras que coincidan lo mejor posible. Hay quien las saca si se pone a pensarlas. Una copla se la saca cualquiera. Usted mismo se la puede sacar. A lo mejor se le va mediodía en sacarla o media hora. Y yo pues me pongo a escribir una copla y no atino y se pone cualquiera y me canta una y se me viene de pronto y la digo. Ese, ese es el cante de los trovos. ¿Y qué definición mejor que ésta? Si me cantan una copla, se me viene de pronto y le digo otra. Esto es nada más y nada menos que los trovos. Si me cantan una copla, se me viene de pronto y le digo otra. Y me recalca: El trovo es una cosa que yo me saco una copla repentina. Aquí es cuando las ferias de ganado es la fuente del cante. No una sino miles, porque me acuerdo que yo me he tirado antes, aquí en la feria de Priego, cuando había garitas  y venían muchos cantaores. Yo me tirado aquí a cantar  por ejemplo el primer día, e irme el último. Yo me he tirado casi veinticuatro horas cantando una copla detrás de otra. Ya no puedo porque tengo muchos años y estoy ya hecho polvo. Estábamos tomando una copa en el bar, y llega uno y nos liamos. Le canto una y él me canta otra y nos liamos y echamos mejor rato que otro día cualquiera. Eso pasa con estas cosas. Es un cante repentino no lleva nadie pensado lo que va a salir. Ponerse a cantar estas cosas hay que tener claro que es una pelea en broma. Y según las cosas con la intención que se dice hay que recibirlas también. 

         Unos cantes aflamencados con aires de verdiales y chacarral  cantados por unos hombres del pueblo llano, con sensibilidad, con genio y con ingenio, con humor y sin malhumor, con talante de artistas y con arte, con pasión y sin compasión, con sentimientos y sin sentimentalismos, divertidos y con ganas de que nos divirtamos, poetas y versificadores, juglares y trovadores, críticos y criticones, pendencieros pero amigos, improvisadores pero bien provistos, flamencos y cantaores. 

         La última vez que tuve una relación directa con Ferminillo  fue hace unos dos años en la ciudad de Tarrasa. En aquella ocasión una embajada cultural, presidida por nuestro Alcalde y senador, Tomás Delgado, nos dirigimos a esa ciudad catalana para asistir a los actos programados por la ?Casa de Priego? con motivo de su inauguración. Caco y Ferminillo, como siempre improvisaron sus copletas ante un auditorio entusiasmado. Mucho antes, al principio de los noventa, los invité a un congreso de folclore nacional celebrado en Almería. Allí dejaron bien plantado el nombre de Priego. En esta ocasión nos acompañaron los también amigos Gerardo el Carpintero y Chorrillos. No me quiero acordar  de una tormenta de nieve que nos cogió de vuelta cuando volvíamos camino de Granada.

         Después los he seguido en muchas de sus actuaciones en las numerosas que tienen por la comarca, he grabado cintas, y he recogido apuntes y les hecho entrevistas. Por esta razón me he de sentir orgulloso de estar aquí hoy para rendir un homenaje cariñoso a uno de sus representantes y por extensión a todos ellos. A quienes les doy las gracias, por su amistad, por su arte y por ser representantes de una manifestación folclórica única. Les mando un fuerte  un abrazo para todos ellos. Y vosotros os pido un aplauso muchísimo más fuerte para ellos. 

Nos cantan en esta noche

para honrar a Ferminillo,

el Caco y el Lojeño,

el Carpintero y Chorrillos;

además de Zamorano

y Arévalo el Chaparrillo. 

         Como habéis podido apreciar en la copla que acabo de recitar, una de las características comunes a todos los poetas intervinientes en el homenaje que esta noche hacemos a Antonio Lopera Cano, Ferminillo, es el anuncio que hacen de su persona a través con un apodo, un alias, un mote, un sobrenombre, un seudónimo, un remoquete, un motete, cuyo origen, en la mayoría de los casos, es muy curioso. Como hablar de todos ellos sería el tema de una conferencia, nos vamos a limitar solamente al de nuestro homenajeado, a Ferminillo.

         Cuando estuve en su casa haciéndole una entrevista para un libro de trovos que preparaba, mientras me enseñaba los trofeos y los diplomas ganados en su larga y dilatada vida de actuaciones me decía: Verdaderamente el origen de mi apodo no se lo sé explicar porque en mi familia no ha habido ningún Fermín nada más que yo. De mi abuelo recuerdo que le decían José Fermín. Mi abuelo no se llamaba Fermín y el padre de mi abuelo tampoco recuerdo que se lo dijeran. De algún nombre de familia vendrá por algo. Es un nombre propio. A mí, a lo mejor me dicen Antonio y no respondo y me dicen Fermín y enseguida miro a ver quien me llama. Su afición a los trovos le viene de cuando era casi un bebé. Casi un poco después de andar, me dice. Y continúa: Otras veces en los campos cuando había fiestas camperas, chacarral, castañuelas, corros y esos bailes, iba yo. Me llevaban mi madre y la familia. Las diversiones que eran diferentes a las de hoy, pues bailaban los palillos que se les decía. Y los hombres y mujeres se cantaban coplas sobre muchos temas. Se juntaban en equis casas y a lo mejor se ponían a cantar cosas de estas, de trovos. Yo oía aquello y me ilusionaba. Me gustaba. Ya empezaba a ponerle oído. Poco a poco, empecé también a cantar algunas veces y a ilusionarme con aquello y de ahí traigo yo esta afición. La afición me  viene por el ambiente y no por oír a mi familia. Si bien un tío mío, hermano de mi madre, cantaba algo. Pero no tanto. La ilusión que yo le tengo al cante, no la tenía él.

         Nacido en Algarinejo de Granada, hace setenta y cinco años cuando el general Primo de Rivera imponía su ley en España, después de vivir una larga estancia en Cataluña, hace ya más de dos décadas que está con nosotros por lo que podemos considerarlo un prieguense de adopción con el que nos sentimos honrados. Muy honrados.

Los estudiosos de este cante de trovos han trazado un triángulo imaginario con vértices en Lucena, Iznájar y Priego donde ha habido y todavía hay buenos representantes que por ahora evitan que este folclore desaparezca. A los que ya citados que nos acompañan, y que actuaran dentro de un momento, Ferminillo  recordaba entonces: Había uno muy bueno que se llamaba Lomalarga en Carcabuey. Era muy amigo mío. Por ahí tengo una  carta que me escribió estando en Cataluña. Yo era pequeño y lo conocía a él. Otro  que le decían Creto. Otro Juan Cruz, también era muy bueno. Caco y el padre que le gustaba mucho. El Baila que vive en Cardenal Cisneros, él se llama José. Joaquín el de los Ricardos. Zamoranos es mote. Es Francisco Cano Guadix, vive por la punta de la calle Herrera. Hay otro que también canta cuando le obligamos que le dicen Antonio el del Negao. Diego Marín, el de Las Lagunillas. Aquí han venido cantaores buenos, uno que dicen el Kábila. Todos lo tienen como el mejor y yo también. Es de Los Juncares de Iznájar. Ahora está cerca de Sevilla. Hay otro que se llama Pedro Rama. Está El Conejo que es de La Algaida.  

         Pocas mujeres hay troveras. Al menos muy pocas cantan en público. No así flamencas que cada día vemos más en los tablaos. Ferminillo  recuerda haber actuado con una que le decían La Cunera. Me contaba: Aparte de la Cunera no conozco a otra mujer. Generalmente esto es un cante de hombres. Un cante machista. Pero aquella tenía el cante más machista que los hombres. Ella sabía defenderse en su tema. Una mujer entre muchos hombres, es como un hombre entre muchas mujeres. Yo por lo menos no me pondría, porque es peligroso. Me acuerdo que decía la gente que el marido de la Cunera le había pegado y Creto le cantó esta copla: 

                   Si el marío a La Cunera

                   es verdad que le ha pegao,

                   pues no es la casa primera

                   que se le rompe el tejao

                   y le cae una gotera. 

Como número de actuantes Ferminillo consideraba al menos tres: Que siempre ha de haber como antiguamente se decía un perrillo un ladrador. Porque si se ponen dos  a batallar y no hay quien intermedie, aquello es pesao, por una parte o por otra. O otros le  gusta solamente dos y un tema, pero es que ese tema se avanza como cuando dos están peleando, si no hay quien los aparte, uno tiene que vencer al otro. Entonces está más bonito, como es una pelea en broma, se entremete uno porque vea la cosa mal o la vea entristecida. Cuando se vean los dos cansados o un tema que no gusta por algo, no hay allí ya animación, pues llega otro y mete un poco de punzada, y ya llama aquello la atención y cambia de tema.

         La metáfora de Ferminillo para llegarme a explicar los motivos de su inspiración no tiene desperdicio. Me cuenta el acto en su momento creador: Las coplas no sé ni como me vienen. A veces tengo que hacerlas acordándome de lo que le voy a decir o le que voy a contestar. Acordándome de aquello empiezo por lo que primero que me encuentro, porque esto es como el que se va a caer y tiene que agarrarse a una zarza. Igual pasa, igual. Y así lo tenemos que hacer. Unas veces sale mejor. Otras veces sale peor. Porque esto no tiene estudio. Claro si más se machaca mejor sale. Esto no es como una actuación de lo que sea que se entrena, aquí no. Aquí el entrenamiento es aquí esta noche cantamos y mañana otra vez y al otro. Mientras más se canta parece que más soltura tiene uno en esto. 

ROMANCE DE LOS TROVEROS

 

                            Son compañeros de trovos,

                            poetas de cuerpo entero,

                            que entre copla y copla

                            y con desgarros flamencos

                            se ensalzan en discusiones

                            en mil peleas y enredos

                            y dan repaso a sus vidas

                            a sus valores y defectos.

                            Cuando se cansan del tema,

                            cogen el Ayuntamiento

                            y critican con razón

                            la suba de los impuestos.

                              ¿Qué dirán de la basura?,

                            que la han puesto por los cielos

                            para que San Pedro la huela

                            y sepa lo que comemos.

                            Del Alcalde y concejales,

                            como patrocinan el evento,

                            le aconsejo que hoy se callen

                            y se queden en silencio.

                            A Chaves pueden nombrarlo

                            y al que preside el Gobierno

                            por ser mandones que mandan

                            y al mandar ganan un sueldo

                            que quisieran para sí

                            los jubilados del pueblo.

                            Cuando ya se han calentado

                            hasta nos hablan del sexo,

                            de maricones, del fútbol,

                            de amores y de celos,

                            del campo y de la lluvia

                            de las fiestas y los festejos,

                            de los niños y los estudios

                            que no estudian en los colegios.

                            Y desde luego que hablan

                            de los jóvenes y viejos

                            que no reparan en nada

                            en sus cantos estos copleros.

 

                            Desde Málaga a Lucena,    

                            desde Iznájar hasta Priego

                            van componiendo quintillas

                            o coplas de cuatro versos

                            que se inventan al instante

                            mientras oyen al compañero.

 

                            Su arte es como el rayo,

                            sus cantos son como el trueno,

                            chispeantes por la gracia,

                            graciosos por los sinceros,

                            para que el público disfrute

                            y se divierta con ellos.

 

Cuando terminan, se olvidan

de sus puyas y requiebros,

Son amigos cuando entraron

y más cuando salieron.

Como componen sin pluma,

sin papel y sin tintero,

ellos saben que sus bromas

se esparcirán por el viento.

Y si queda algo será

en vosotros... el recuerdo

de una noche divertida

llena de gracia y salero

donde brotaron las risas,

las emociones y el contento

que os dan cuando actúan

los que se llaman troveros.

 

Nos cantan en esta noche

para honrar a Ferminillo,

el Caco y el Lojeño,

el Carpintero y Chorrillos;

además de Zamorano

y Arévalo el Chaparrillo.

                             

                           

Priego de Córdoba, 10 de junio de 2000

 

 





660 Veces visto - Versión para Imprimir




Libro de
Visitas


Colabora con tus fotos



Buscador de Artículos



[INICIO] | [CURRÍCULO] | [BIOGRAFÍA] | [CRONISTA OFICIAL] | [ARTÍCULOS] | [LIBROS] | [FOTOTECA] | [ADARVE FOTOGRÁFICO]
[ENLÁCENOS] | [LIBRO DE VISITAS] | [ENVÍA TUS FOTOS] | [BLOG]


Diseño Web: © dEle2007