INICIO
 CURRÍCULO  
 NOTAS BIOGRÁFICAS  
 CRONISTA OFICIAL  
 ARTÍCULOS  
 LIBROS  
 FOTOTECA  
 ADARVE FOTOGRÁFICO  
 ENVÍA TUS FOTOS 
 VÍDEOS 
 NOTICIAS DE PRIEGO 
 ENLÁCENOS 
 LIBRO DE VISITAS 
 BLOG 

 

12.032. FUENTE TÓJAR Y TOJEÑOS EN LA PRENSA CORDOBESA. (1852-1952)

 




1014795 Visitas
desde el 1 de mayo 2007
Personas - No prieguenses

MIGUEL CARRILLO TALLÓN

Dramaturgo, abogado, procurador, administrador de fincas, corresponsal, poeta e impresor.



 

© Enrique Alcalá Ortiz 

 

   E

n nuestro libro El Casino de Priego y otras sociedades recreativas (1848-1998) nos encontramos por primera vez a Miguel Carrillo Tallón dado de alta en el nomenclátor de la Sociedad el año 1872 en concepto de número. Nacido en Algarinejo (Granada) en 1847, probablemente residió durante unos pocos años Alcalá la Real (Jaén) y se licenciaría en Derecho en la Universidad de Granada[1]. Cuando ingresa en el Casino tenía veinticinco años y desde entonces, o antes, fija si residencia en Priego donde ejerce su profesión y la de impresor, pues abre al público una imprenta ubicada en la casa número uno de la calle Alta, esquina con la calle Obispo Caballero.

                    La intensa actividad desarrollada en Priego por Miguel Carrillo nos la muestra el Anuario de la Provincia de Córdoba del año 1906. Allí aparece como administrador de fincas, agente de negocios, representante del Banco Hipotecario, como centro de suscripciones de periódicos, corresponsal de La Época, dueño de una imprenta con negocio de librería, procurador de los tribunales y agente de compañía de seguros. No estaba parado,

                    En el libro del Casino aparece varias veces debido a sus trabajos de impresión o formando parte de la Junta Directiva. Así, por ejemplo, en 1879 se edita en su imprenta, llamada ?La Gutenberg? el reglamento reformado del Casino. En este año formaba parte de la Directiva como secretario, siendo presidente Antonio J. Caracuel. En el año 1882, por diversas causas, entre ellas la políticas, el Casino de dividió en dos sociedades. Hasta que en 1890, puestos en razón inician negociaciones para constituir de nuevo una sola sociedad. Entre estos hombres buenos que negociaron la unión está nuestro protagonista junto a otros personajes ilustres de la época como Francisco Núñez Martínez, Enrique Castillo (suegro de don Niceto Alcalá-Zamora), Carlos Valverde López y Argimiro Serrano Alcalá-Zamora. Por estos días formaba parte de la última Junta Directiva del Casino Primitivo  separado, presidida por Eusebio Castillo Bueno. En 1906, nos lo encontramos formando parte de una comisión, junto a Adolfo Lozano Sidro y José Cañizares, encargada de comprar un regalo para rifa de beneficencia que organizaba la Junta de Patronos del Hospital Civil de Priego. Participa con unos versos en las veladas celebras en el Casino en el año 1915, junto a las primeras figuras de la intelectualidad prieguense, entre los que se destacan Niceto Alcalá-Zamora y Torres. Manuel Rey Cabello, después director por unos pocos meses de decenal Patria Chica, los llamaría los sublimes versos de don Manuel Carrillo. De nuevo participa igualmente en la veladas literarias del año 1917.

                    En la prensa cordobesa nos lo hemos encontrado en 22 ocasiones, como indica la presente tabla:                                  

                        

Nº DE ORDEN

CLASE

DIARIO

DE

CÓRDOBA

El

DEFENSOR

DE

CÓRDOBA

PATRIA CHICA

LA

BRÚJULA

LA UNIÓN

LA

VOZ

TOTALES

1

NOTICIAS[2]

8

6

1

2

2

1

20

2

POESÍA

2

 

 

 

 

 

2

 

TOTALES

10

6

1

2

2

1

22

                   Las noticias las podemos clasificar en los apartados siguientes: actividad pública y profesional, de sociedad,  y estrenos de obras dramáticas y literarias.

                    En 1893 nos los encontramos en la multitudinaria despedida que hacen a los soldados que marchan a la guerra de Marruecos, en la que hay obsequios municipales y gratificaciones particulares, arengas, manifestación y oración delante de la Virgen de la Salud en la Fuente del Rey. Junto al Alcalde Francisco Molina, y otros concejales, Miguel Carrillo Tallón, también concejal, gratificó con su bolsa particular a los soldados con dinero y cigarros.

                    Es miembro del jurado en el año 1895 dentro de la modalidad de capacidades en las causas procedentes del Juzgado de Instrucción de Priego por los delitos de homicidio, robo y usurpación. Y de nuevo en los años1898 y 1902.

                    En 1912, solicita la suplencia de la Fiscalía Municipal de Priego. En 1915, por la Sala de Gobierno de la Audiencia Territorial de Sevilla, es nombrado Juez Municipal de Priego, ejercía por entonces  la profesión de Procurador de los Juzgados y Tribunales del Partido de Priego. En 1916, es Juez Municipal suplente, en este año ejercía el  cargo Manuel García Lobato. En esta ocasión forma parte de la comitiva oficial que asiste a las honras fúnebres celebradas por el alma de Antonio Barroso.

                    En 1897, siendo teniente de alcalde y corresponsal de La Monarquía, nos lo encontramos asistiendo a la misa que el Partido Conservador, liderado en Priego por Carlos Valverde López por entonces Diputado Provincial, celebra en sufragio del recientemente asesinado en Santa Águeda, Antonio Cánovas del Castillo, jefe de los conservadores. En 1902, forma parte como secretario de la agrupación local Partido Liberal Conservador, presidido en la provincia por el prieguense Emilio Bufill Galán y en la localidad por Luis Entrambasaguas y Peña, siendo el jefe supremo, Francisco Silvela.

                    Varias son las noticias de sociedad, agradables unas, tristes las otras, donde aparece Miguel Carrillo. En 1901, asiste a la Quinta Natalia de Carcabuey a una fiesta campestre con motivo del cumpleaños de la niña Natalia Fernández. El cronista cita, entre los asistentes a ?Paquita Carrillo, tan inteligente como su papá?. En 1927, ya octogenario asiste a la boda de María del Carmen Ronchel Muñoz con Rafael Onieva Martínez, empleado del Banco Central. En los primeros días del año 1900 se va a producir un hecho luctuoso en su vida: la muerte de su hija Elvira[3], que le sumirá en una profunda tristeza, mitigada en parte unos meses más tarde por la boda de su otra hija, Ángeles, con Jerónimo Sánchez y López de Ayora, notario de Priego y natural de Lorca (Murcia). Por lo tanto son tres las hijas que le conocemos tenidas con su mujer Gabriela Fuentes y Abad, Francisca, Elvira y Ángeles. En el acta de boda de esta última hija nos enteramos que Miguel Carrillo Tallón era Comendador de la Real y Distinguida Orden de Isabel la Católica.

                    Ya vimos, al ocuparnos de las notas biográficas de Domingo Arjona Casado, como éste crea y dirige la revista quincenal La Amistad, publicada desde octubre de 1877 a noviembre de 1878. A esta iniciativa frustrada, le sigue otra del Casino de Priego que establece unos años más tarde en su reglamento de Liceo científico, artístico y literario, la edición de un periódico. No sabemos si se trata de El Fonógrafo, revista prieguense de la que sólo conocemos lo que dice el Diario de Córdoba: El Fonógrafo. Ha aparecido en Priego el periódico que con aquel título se ha publicado ya en otra ocasión, y que en su segunda época ha introducido importantes reformas. Saludamos al nuevo colega y le deseamos larga vida[4].  Tampoco sabemos la fecha de publicación de la primera época de esta publicación ni cuando terminó su primera época, ni ésta que ahora se anuncia, así como sus promotores, directores, redactores y demás colaboradores.

                    A estas iniciativas periodísticas, se une la revista quincenal La Crónica, iniciada en 1898, ahora dirigida por Miguel Carrillo Tallón y editada con seguridad en la imprenta de su propiedad. Es la segunda intentona, puesto que antes ya había sido publicada. Ahora aparecía con importantes reformas. Por estos años, Miguel Carrillo también ejerce de corresponsal en el periódico conservador La Monarquía, (como hemos visto) dirigido por el prieguense Pedro Alcalá-Zamora Estremera. A pesar de las palabras del redactor del ?Diario? deseamos al nuevo colega todo género de prosperidades, su vida debió de ser corta, de unos escasos meses creemos. Al igual que con El Fonógrafo, desconocemos, por ahora, cualquier circunstancia referente a esta publicación, titulada La Crónica, la tercera y última de las publicaciones prieguenses de la segunda mitad del siglo XIX.

                    A su actividad de corresponsal y director de revista, une la de autor dramático y poeta. En el Teatro Principal de Priego estrena el 4 de marzo de 1901 el drama en tres actos y en prosa titulado El pañuelo bordado que según palabras del corresponsal Ontiveros mereció grandes aplausos del público (?) y repetidamente fue llamado al escenario, donde se presentó bastante emocionado. Al final del estreno leyeron poesías propias sus amigos Carlos Valverde López y Eusebio Camacho, siendo aplaudidos con frenesí.  Esta obra la editaría este mismo año en su imprenta ?La Gutenberg? y se le dedicaría a su amigo ?D. Carlos Valverde López, abogado, esclarecido poeta, Diputado provincial y ex alcalde de la ciudad de Priego?, con algunos párrafos como: (?) sea pues este modesto trabajo una prenda más de nuestra mutua estimación, y vayan juntos en él su nombre ilustre, y el sencillo nombre de su leal amigo.

                    En este mismo año de 1901 publica en el decenal La Brújula de Carcabuey (Córdoba) las dos únicas poesías que hemos encontrado publicadas en los diarios. Se trata de un soneto panegírico dedicado a la memoria de su hija Elvira y una composición titulada La mujer dedicada a su amigo Francisco Ruiz Santaella.

                    Animado por el éxito obtenido con su obra El pañuelo bordado, el 28 de octubre de 1902 en el mismo Teatro Principal situado en el Palenque, estrena su segunda obra con un gran éxito, titulada Las apariencias engañan, drama en tres actos y cuatro cuadros en prosa y verso. El corresponsal, en el diario El Defensor de Córdoba manda una cumplida crónica de la que destacamos: ?El interés que despierta desde las primeras escenas no se pierde ni decae un momento hasta el final de la obra: en ella se encuentra una prosa correctísima y versos en varios metros que en ocasiones arrebatan: dialogación fácil, verdaderas situaciones dramáticas que llevan al espectador con sus emociones vivísimas hasta el punto de dar libre curso a las lágrimas, sin miedo al ridículo de hacerlo por hechos fingidos, y abre un paréntesis en la vida real con abstracción absoluta de ellas entrando de lleno en la vida imaginada por el autor?.

                    Después de este éxito, en el año 1903 publica una novela de costumbres andaluzas titulada Trinidad  que se vende al precio de 5 pesetas y que ya en 1904 estaba agotada la segunda edición. En el año 1904, en la imprenta de su propiedad, publica su drama Las apariencias engañan, con una dedicatoria a su amigo Antonio Aguilar Cano, abogado, registrador de la propiedad y correspondiente de la Real Academia de la Historia.

                    Finalmente, en el año 1917, publica un libro de poemas titulado Colección de versos, cuya composición inicia en 1912 pero que por diferentes circunstancias no aparece hasta cinco años más tarde. En el libro, existen muchas poesías dedicadas a personajes de la localidad o a artistas que actúan en el teatro.

                    De todas las obras anteriores excepto de la novela, hemos conseguido copias en la Biblioteca Nacional.

                   

 



[1] FORCADA SERRANO, Miguel: Miguel Carrillo Tallón, en Antología Bromelia II. Poetas de pasado de la Subbética, páginas 563 y 564. Patronato Víctor Rubio Chávarri. Priego de Córdoba. 2003.

[2] De las 20 noticias donde aparece Miguel Carrillo Tallón, en este trabajo presentamos sólo diez, las restantes se pueden ver en nuestra obra Priego y prieguenses en la prensa cordobesa (1852-1952).

[3] En el Archivo Parroquial de la iglesia de la Asunción de Priego de Córdoba, en el Libro de Defunciones del Año 1900  y número 945 dice textualmente: ?En la ciudad de Priego, provincia y Obispado de Córdoba a cuatro de enero de 1900, yo don José Morales Porras, presbítero, coadjutor de Santa María de la Asunción, única parroquial de la misma, mandé dar cristiana sepultura en el cementerio de ella al cadáver de doña Elvira Carrillo Fuentes, soltera de 18 años de edad, hija de don Miguel y doña Gabriela, su mujer, difunta; natural de esta ciudad que falleció ayer en la calle Alta de tabes mesentérica, según certificación facultativa. Fue su entierro solemne. Y para que conste, lo firma fecha ut supra. José Morales.

[4] REDACCIÓN: El Fonógrafo, ?Diario de Córdoba?, número 8988, 27 de agosto de 1880.





660 Veces visto - Versión para Imprimir




Libro de
Visitas


Colabora con tus fotos



Buscador de Artículos



[INICIO] | [CURRÍCULO] | [BIOGRAFÍA] | [CRONISTA OFICIAL] | [ARTÍCULOS] | [LIBROS] | [FOTOTECA] | [ADARVE FOTOGRÁFICO]
[ENLÁCENOS] | [LIBRO DE VISITAS] | [ENVÍA TUS FOTOS] | [BLOG]


Diseño Web: © dEle2007