INICIO
 CURRÍCULO  
 NOTAS BIOGRÁFICAS  
 CRONISTA OFICIAL  
 ARTÍCULOS  
 LIBROS  
 FOTOTECA  
 ADARVE FOTOGRÁFICO  
 ENVÍA TUS FOTOS 
 VÍDEOS 
 NOTICIAS DE PRIEGO 
 ENLÁCENOS 
 LIBRO DE VISITAS 
 BLOG 

 

11.32. EL MURALLÓN DE LA DESVERGUENZA

 




969848 Visitas
desde el 1 de mayo 2007
PRIEGUENSES EN LA HISTORIA - Francisco Ruiz Santaella: el Leonardo da Vinci prieguense

9. EN BODAS DE FAMILIARES Y AMIGOS

Si bien él permaneció soltero, intervino activamente en algunas bodas, bien como padrino o como testigo.

© Enrique ALCALÁ ORTIZ

         En algunas ocasiones, sus amigos prieguenses le dedican sus escritos. Miguel Carrillo Tallón, le dedica su poema La mujer, publicado en el decenal carcabulense La Brújula[1]. En otra ocasión es Francisco Candil Calvo, quien lo hace en el decenal prieguense Patria Chica. ?A su querido amigo? Francisco Ruiz Santaella le dedica un artículo titulado La terza Italia, notas y opiniones sobre la unidad y la historia moderna de Italia[2].

?

         Si bien él permaneció soltero, intervino activamente en algunas bodas, bien como padrino o como testigo. En 1904 es padrino, junto a su madre de la boda de su hermano Luis: ?La noche del 25 del actual se celebró en esta ciudad la boda de la bellísima señorita Aurora Linares Valera, hija de nuestro querido alcalde don Trinidad Linares, con el propietario y concejal de este Ayuntamiento, don Luis Ruiz Santaella.

         El acto que se verificó en la iglesia parroquial revistió las solemnidades propias de tan distinguidos cónyuges. Apadrinan a los contrayentes doña Josefa Santaella y don Francisco Ruiz madre y hermano del novio; bendiciendo la unión el coadjutor de esta parroquia don Juan Bautista Madrid; siendo testigos los señores don Rafael Serrano y don Juan Camacho.

         Terminada la ceremonia los numerosos invitados pasaron a la espléndida morada del señor Linares, donde fueron obsequiados con un lunch, digno del exquisito gusto del anfitrión, terminando la fiesta en una deliciosa garden party.

         La alegría reinó durante todo el convite y el champagne fue acompañado de numerosos brindis, en los que se deseó una felicidad eterna a los contrayentes.

         Sucediéronse sin interrupción valses y rigodones en los que se distinguieron tan bellas y elegantes señoritas como la sin par Carmencita, hija del señor Linares, las incomparables María Rosario y Merceditas Madrid, la monísima María Luisa Castilla; la ideal Purita Vigueras; las simpáticas de Ortiz y Santaella, y tantas otras que es imposible recordar, todas luciendo riquísimos toilettes que realzaban sus exquisitas gracias.

         El elemento joven, que pudiéramos llamar feo, se ocupó bien pronto en discutir la tan cacareada ley de alcoholes aceptando en su totalidad el proyecto de Míster Baco interviniendo airosamente en el debate M. Núñez, T. de V., representante en este M. O. y M. E, pueblo de la C.V.N.E., el elocuentísimo J. Lunar Sevilla, el estudioso Juan Camacho que hizo un precioso estudio de la influencia de las humedades en las bodegas, don Rafael Serrano, joven de muchos vuelos y corto de espíritu, el ilustre pedagogo señor Escandón, que asciende rápidamente por la escalera de saber, los jóvenes Amores, G. Ruiz y Pepe Madrid, que expusieron un trabajo hecho en colaboración, demostrando prácticamente las excelencias del café con sal  para desembocar los alcoholes, el señor don Adolfo Lozano, distinguido pintor, hizo con su hermano Pepe el cuadro vivo de Los Borrachos de Velásquez, en el que actuó de Baco el ingenioso Espada, José Valverde de Madrid, que fue el Kuroki de la fiesta, el etéreo Ruiz Santaella (don Torcuato) L. de T., y otros muchos que hicieron trabajos notables.

         Entre los numerosos invitados recordamos a la elegante señora doña Luisa Rubio, señores de Linares (D. Ramón), Madrid Castillo (D. Juan), Valera (don Agustín), Zurita (D. A. Jesús), Santaella (D. José), Ruiz (Don Anselmo), Madrid (D. Luis), Montilla (D. Manuel), con sus distinguidas familias.

         También tuvimos el gusto de saludar a don Julio Rodríguez, celoso Juez de Instrucción de este partido, a don Alfredo Calvo, Diputado Provincial, a don José L. Castilla, jefe del Comité Conservador de ésta y a don Rafael Valverde que con sus familias respectivas, honraron tan agradable y lucida fiesta.

         A las altas horas de la madrugada terminó tan selecta velada sin decaer un momento el regocijo en toda la concurrencia, la que salió satisfechísima de la esplendidez y galantería de los dueños de tan elegante morada.

         Nosotros deseamos eterna luna de miel a los desposados y al mismo tiempo damos las gracias más expresivas a los organizadores de la fiesta, que tantas atenciones nos prodigaron. 28 agosto 904[3].

         Igualmente es testigo en la firma del acta del matrimonio y asiste a la boda de la señorita Luisa Ruiz-Amores Linares con el joven licenciado en Filosofía José Luis Gámiz Valverde, quien después sería un mecenas de la cultura prieguense[4].

?

                  Una nota de sociedad triste será la muerte de su madre en 1926. De esta forma tan expresiva y a la vez cariñosa se publica en la prensa: ?Acaba de celebrarse el sepelio de la anciana y virtuosa señora doña Josefa Santaella y Calvo-Valera, personalidad muy estimada de toda la población por su atento y noble proceder con cuantos la trataron; viuda ha muchos años del señor Ruiz y Torres Hurtado (don Guillermo), tuvo el tacto y la discreción necesarios para fomentar y acrecentar su hacienda, dando a sus tres hijos varones, don Luis, don Francisco y don Guillermo, el ejemplo más hermoso de laboriosidad y honradez acrisolada, haciendo de ellos ciudadanos cultos, activos e inteligentes que gozan hoy del mejor concepto ciudadano y de un gran prestigio social.

         El duelo fue presidido por su director espiritual don José Morales Porras, alcalde don José Tomás Valverde y señores don Trinidad Linares Martos y don Carlos Aguilera Jiménez, y representando a la familia los sobrinos don Antonio J. Zurita y don Antonio Ortiz Santaella y nieto don Guillermo Ruiz Linares.

         Descanse en paz la virtuosa señora y reciban sus hijos y familia nuestro más sentido pésame, especialmente nuestro leal y cariñoso amigo don Francisco, a quien por su verdadero culto filial hacia la finada, compadecemos sinceramente compartiendo con él el rudísimo golpe sufrido. 1º de agosto de 1926[5].

         La última noticia de prensa que sobre la persona de Francisco Ruiz Santaella hemos recopilado es de julio del año 1930, en ella, nos enteramos que regresa a Priego después de pasar una larga temporada en Portugal[6]. Por estos días su amigo Niceto Alcalá-Zamora se había declarado republicano y sus otros amigos, José Tomás Valverde Castilla y Antonio María Ruiz-Amores regresaban de Madrid, tras asistir a los funerales celebrados por el eterno descanso del general dictador Primo de Rivera y a los actos de organización de la Unión Monárquica Nacional, donde recibieron la orden de la formar y organizar dicho partido en este distrito.

         Cada uno a lo suyo.          



[1] CARRILLO TALLÓN, Miguel: La mujer, ?La Brújula?, número 4, 20 de agosto de 1901. Ficha 190 de nuestro libro Poetas y escritores en la prensa cordobesa (1852-1952).

[2] CANDIL CALVO, Francisco: La terza Italia. ?Patria Chica?, números 25 y 26,  del 15 y 22 de agostos de 1915. Fichas números 5665 y 5668 de nuestro libro ?Priego y prieguenses en la prensa cordobesa (1852-1952)?.

[3] GONZÁLEZ ESCANDÓN, Rafael: Boda en Priego. ?El Defensor de Córdoba?, número 1470, del 30 de agosto de 1904. Ficha número 2923 de nuestro libro ?Priego y prieguenses en la prensa cordobesa (1852-1992)?.

[4] CORRESPONSAL: Otorgo. ?La Voz?, número 3089, del 2 de marzo de 1928. CORRESPONSAL: Una boda bien, ?Diario Liberal, número 6195, del 21 de marzo de 1928. CORRESPONSAL: Una boda, ?La Voz?, número 3112, del 25 de marzo de 1928. Fichas números 4134, 4135 y 4663 de nuestro libro ?Priego y prieguenses en la prensa cordobesa (1852-1992)?.

[5] CORRESPONSAL: Nota necrológica. Duelo y sepelio. ?La Voz?, número 2524, del 8 de agosto de 1926. Ficha número 4113 de nuestro libro ?Priego y prieguenses en la prensa cordobesa (1852-192)?.

[6] REDACCIÓN: De sociedad. ?La Voz?, número 3945, del 15 de julio de 1930. Ficha número 4152 de nuestro libro ?Priego y prieguenses en la prensa cordobesa (1852-1952)?.

 





620 Veces visto - Versión para Imprimir




Libro de
Visitas


Colabora con tus fotos



Buscador de Artículos



[INICIO] | [CURRÍCULO] | [BIOGRAFÍA] | [CRONISTA OFICIAL] | [ARTÍCULOS] | [LIBROS] | [FOTOTECA] | [ADARVE FOTOGRÁFICO]
[ENLÁCENOS] | [LIBRO DE VISITAS] | [ENVÍA TUS FOTOS] | [BLOG]


Diseño Web: © dEle2007