INICIO
 CURRÍCULO  
 NOTAS BIOGRÁFICAS  
 CRONISTA OFICIAL  
 ARTÍCULOS  
 LIBROS  
 FOTOTECA  
 ADARVE FOTOGRÁFICO  
 ENVÍA TUS FOTOS 
 VÍDEOS 
 NOTICIAS DE PRIEGO 
 ENLÁCENOS 
 LIBRO DE VISITAS 
 BLOG 

 

03.20. CARCABULENSES EN LA UNIVERSIDAD DE GRANADA. (Trabajo de campo)

 




1014786 Visitas
desde el 1 de mayo 2007

OPINIÓN
Dirigentes


LOS VALORES MORALES DE BUSH. (Por Luis Mendoza Pantión)
15-07-2008

George-W-Bush
George-W-Bush

            Ya es mucho suponer que ese señor tenga valores morales. Y es por lo que choca que El Papa, representante de Cristo en la Tierra, según aseguran los católicos fieles y medio ilustrados, lo considere más que a cualquier otro gobernante y baje a recibirlo a un lugar de excepción, dentro del Vaticano, eso sí, pero de excepción. ¡Y menos mal que no andamos por Semana Santa, que es cuando en un sorprendente gesto de humildad, las jerarquías suelen lavar los pies de sus semejantes. Más espectacular y de un marketing óptimo, ver al Pontífice postrado ante ese personaje, siniestro y culpable, que es el Presidente de los Estados Unidos. Gestos y nada más que gestos por aquello de que vivimos la era de la información y las imágenes. Así que saltó del protocolario Palacio Apostólico, donde habitualmente recibe a otros mandatarios, corrientes y molientes, cuando no rebeldes, como el nuestro, para abrir sus brazos a un sujeto como el omnipotente petrolero, en los jardines del Vaticano. Será porque ambos saben que hay que echar mucho teatro a sus respectivos trabajos y hacer el papelito en estas obligadas democracias que nos  toca vivir y que a la gente, aunque sea con estúpidos gestos,  inútiles e inapropiados, hay que tenerla contenta.

El César y Dios-no sé si en este orden-parecen estar de acuerdo en tomar cada uno su parte, ante ese escandaloso y desmoralizador palacio, que es El Vaticano. Airear palabras de moral, humildad o vida eterna para servir de elogio y ánimo a un individuo como el vaquero, representante genuino del engaño, Bush, hiere la sensibilidad de los hombres honrados.

Y la cuestión es que a mí no debería importarme porque la iglesia a la que, por lo visto, representa ese señor de faldas y solideo me tiene excomulgado ¿por pecador?, pero conozco a gente más buena que yo, con la virtud de la fe, que dejó de ir a las iglesias tras ver la suntuosidad escandalosa en que vive el ?cabeza visible?, que debe dar ejemplo. Se habrá llevado las manos a la sesera después de conocer los elogios del representante de Jesús, el hijo de Dios nada menos, hacia un señor sin escrúpulos, que engañó al mundo entero, con la colaboración de otros imbéciles y duros. Aquello, que no podemos olvidar porque no ha terminado, continúa matando a seres inocentes y ha trastornado el abastecimiento de recursos energéticos y la economía mundial.

            No puedo evitar, como absurdo y desmoralizador paralelismo, el recuerdo de otra conocida escena en la que un papa anterior señalaba con su dedo tieso y amenazante al entregado Ernesto Cardenal (1983), ejemplo para los buenos cristianos, hombres con fe que necesitan del compromiso y la verdad. Fustigaba con el índice al teólogo liberador y, al mismo tiempo, daba el abrazo a Pinochet. ¡Nada menos que a Pinochet! Otro pájaro con ?valores morales?.

Mi padre, de comunión diaria, creía en Jesucristo y en la iglesia que, según la propia iglesia, Jesucristo fundó-pura contradicción, si era Dios-, me aseguraba que uno de los motivos por los que estaba convencido del origen divino era  que sus jerarquías y sus propios curas, después de dos mil años, no habían acabado con ella. El argumento es bueno para un hombre que cree o que siempre quiere creer. De otra manera podríamos pensar que la institución no se acaba porque hay grandes intereses y grandes ignorancias. Esto sobre todo, claro.

?Los valores morales de Bush? Mejor que no se entere nadie de estas cosas y no entiendo con qué intención aparecen en los periódicos. Es evidente que desde Constantino, que acabó con el verdadero cristianismo, en el siglo cuarto, todos los poderosos han tratado de poner la cruz en sus escudos. Sus mesas, bien abastecidas, para hartar a los hombres de Dios.  Si ese Dios que hizo el Universo existe, castigará tanta soberbia, tanta mentira de los que hablan y actúan en su nombre para medrar con los poderosos y dar, si acaso, las migajas a los demás.                                                      

 

 

                                                                         Córdoba-17 de Junio de 2008


354 Veces vista.


NOTICIAS

CRÍTICA MUNICIPAL (54)

CULTURA (201)

DEPORTES (140)

GENERAL (9)

GESTIÓN PÚBLICA (315)

HISTORIA (15)

LITERATURA (3)

NOTICIAS LOCALES (515)

OPINIÓN (30)

PERSONAS (77)

POLÍTICA LOCAL (82)

RELIGIOSIDAD POPULAR (32)

SUCESOS (200)

TOROS (41)


TODAS LAS NOTICIAS

BUSCADOR DE NOTICIAS


Libro de
Visitas





[INICIO] | [CURRÍCULO] | [BIOGRAFÍA] | [CRONISTA OFICIAL] | [ARTÍCULOS] | [LIBROS] | [FOTOTECA] | [ADARVE FOTOGRÁFICO]
[ENLÁCENOS] | [LIBRO DE VISITAS] | [ENVÍA TUS FOTOS] | [BLOG]


Diseño Web: © dEle2007