INICIO
 CURRÍCULO  
 NOTAS BIOGRÁFICAS  
 CRONISTA OFICIAL  
 ARTÍCULOS  
 LIBROS  
 FOTOTECA  
 ADARVE FOTOGRÁFICO  
 ENVÍA TUS FOTOS 
 VÍDEOS 
 NOTICIAS DE PRIEGO 
 ENLÁCENOS 
 LIBRO DE VISITAS 
 BLOG 

 

09.13. ARCHIVO FOTOGRÁFICO EN PAPEL DE LA "ASOCIACIÓN CULTURAL ADARVE". (Tomo II)

 




1087097 Visitas
desde el 1 de mayo 2007

PERSONAS
Cría caballar


EL BINOMIO QUE VIVE EN PRIEGO. (Por Rafael Mérida Cano. "Adarve", número 777, 15 de octubre de 2008).
20-10-2008

Antonio Ruiz Fernández, criador de la Yeguada Azores
Antonio Ruiz Fernández, criador de la Yeguada Azores

            Dice el diccionario de la lengua española con­sultado en una de sus acepciones que binomio es el conjunto de dos personas que mantienen una estrecha relación profesional.

La verdad es que llevo tiempo queriendo escribir algo sobre estos dos personajes que  forman parte del convivir diario de nuestra ciudad, y unas veces porque no he encontrado el momento de lucidez adecuado, otras por falta de tiempo, aunque quizás la verdadera razón de ir lo posponiendo era porque no encontraba la manera de hacerla. Ha sido de pronto cuando he sentido que alguna vez tendría que ser, que estaba ahí pendiente y me he puesto a ello.

Punto uno, hablemos del jinete. Este hombre, Campeón de España de Doma Clásica, que sigue teniendo aspecto de chaval, que siem­pre mantiene un trato afable con propios y extraños y que ha tenido la tremenda suerte, seguro que ganada con enorme esfuerzo, de dedicarse a lo que le gusta y ser una autoridad en ello y todo casi sin tener que cambiar de amigos, de domicilio, de aficiones y de mil y una cosas más que te puede producir el te­nerte que marchar de tu ancestro por razones de trabajo.

Para con él, mi primera intención no puede ser otra que cumplir con el capitulo del agra­decimiento que le debo porque ha propiciado que alguien al que quiero enormemente, aunque pueda no parecerlo, ha empezado a entrar poco apoco, progresivamente aunque con matices, en la dinámica del trabajo diario, consiguiendo con ello que lo que pudo ser una transmisión genética o quizás una ilusión de niño, pueda convertirse si Dios y las circuns­tancia así lo quieren en un hombre de bien y en un trabajo de futuro. Por lo que estás haciendo te doy las gracias con el corazón, Falete.

Aunque recuerdo vagamente que en su día algo hubo noticiable en este mismo medio referido a su premio, personalmente me pareció insuficiente e incompleto, de ahí y como no puede ser de otra manera, a pedir un merecido y justo reconocimiento para este hombre que en su día consiguió un Campeo­nato de España, para él, para su pueblo y para la Yeguada Azores en la que se hizo hombre y jinete junto y a la sombra de Antonio Ruiz.

Punto dos, hablemos del criador al que también le tengo mucho que agradecer, pero este es mi amigo y en base a esta amistad, mi deuda, mi reconocimiento y mi gratitud pue­den esperar a que llegue el momento de poder demostrárselo. De cualquier forma a ti tam­bién te agradezco el que le abrieras y le reabrieras en sus días las puertas de tu casa y espero que así permanezcan mientras este proyecto de jinete las necesite.

Avatares que no vienen al caso han hecho que la trayectoria de jinete y caballo haya tenido que estar un periodo de tiempo en stan bay, pero dice el sabio refranero "que no hay mal que cien años dure" ... y pronto todo volverá a ser como debió ser y todo pese a quien pese, recurriendo de nuevo al refranero se puede decir "que el tiempo pone a cada uno en el sitio que le corresponde".

Tener una yeguada como la de Azores, tener un caballo como G-Nidiun y tener personas como Antonio y Falete que lo hacen esto posible eso sí que es un lujo para Priego y que nada tiene que ver con el lujo que preconiza el slogan. Recurriendo al argot hípico de la doma clásica donde ellos hablan de binomio, caballo/jinete, podríamos sin equivocamos con ello recurrir a la expresión algebraica de trinomio, caba­llo/jinete/criador y de esta manera empezaría­mos a ser justos en cuanto a reconocimiento, en las proporciones mejor no entrar y así corre uno menos riesgo de equivocarse.

Pues bien este jinete, este criador y este caballo inexplicablemente han pasado casi sin pena ni gloria en cuanto a reconocimientos por parte del entorno ecuestre español y par­ticularmente en el de la doma clásica, porque como explicar que un caballo que es campeón de España no sea seleccionado para el equipo que intentaba acceder a ocupar un lugar para ir a la olimpiada de Pekín. Pero intereses parti­culares que den respuestas a esto, seguro que los hay y deben de estar al alcance de los que se mueven en el día a día de este menester.

Pero quiero hacer una llamada de atención a la escasa reacción que ha tenido lugar en su pueblo. En cualquier otro lugar habrían hecho de este evento algo para presumir, mediático, festinero y sin embargo en este pueblo nuestro no han sabido, dejémoslo ahí, reconocer el premio y la labor de estas personas, por eso tirare otra vez del refranero para decir que es verdad "que nadie es profeta en su tierra". Hay razones que ya no vienen a cuento y poco sentido tendría hablar ahora de ellas, que dicen que en un momento determinado se buscaron las mimbres para hacer el cesto y conseguir que nuestro pueblo pudiera ser uno de los refe­rentes a nivel nacional e internacional de la Doma y del mundo del caballo en general. La falta de seriedad de algunos y la desidia de los mismos, dio al traste con todo ello.

Dentro del mundo del caballo hay una disci­plina reciente para este país, poco conocida pero muy hermosa, la Doma Clásica, que es algo así como la armonía en movimiento. En

ella se muestran unos animales inmersos en un contexto que multiplica su belleza. Es quizás la disciplina más perfecta y armoniosa en el mundo del caballo.

En esta modalidad los movimientos se con­vierten en belleza, sensibilidad, equilibrio, conjunción, destreza y perfecta relación entre jinete y caballo que nos hacen disfrutar de un espectáculo hermoso.

Para llegar a ser alguien en esta disciplina es imprescindible un duro y complejo entrena­miento, además de paciencia y calma tanto del jinete como del criador. Se utiliza termino­logía propia y algo conocida como "paso", "trote", "galope", "paso atrás", "apoyos", "cambios", "transiciones". Y también se emplea otra que lo es menos y aparecen nombre tales como "piaffe", el caballo trota si avanzar; "passage", trote lento donde un par de patas están en el suelo y las opuestas en el aire; "pirueta", el caballo vuelve sobre sí mismo. Hay algunos movimientos más que desgraciadamente se me escapan por mi con­dición de profano en la materia.

Si todo funciona el jinete habrá conseguido la perfecta exactitud y el equilibrio de un caballo que lo obedece con calma y sin resis­tencia. El final del perfecto adiestramiento es conseguir que su caballo realice todas sus órdenes con un alto grado de armonía. Es el fruto de muchas horas de entrenamiento que consiguen mejorar el físico y los aires natura­les del caballo para hacer con ello que sus movimientos nos parezcan aun más bellos. Esto, claro está, es en referencia al jinete.

Desde la visión del criador la cosa es aun más compleja, si es que complejidad es la palabra adecuada. O bien eres una persona de suerte y te encuentras con un buen caballo que no sabías que estaba ahí, cosa esta que se da más en la ficción que en la realidad o tienes contac­tos y dinero para adquirir un ejemplar de con­trastada calidad y eso está al alcance de unos pocos. La norma suele ser otra distinta y pasa por dedicar años de trabajo, de estudio, de equivocaciones, de esfuerzo, de sacrificio, de cariño, de riesgo, de entrega, de dedicación y sin olvidar la suerte conseguir que esta mezcla salga un caballo que quizás pueda servir y empezar desde ahí el complejo camino que tantos comienzan y que tan contados acaban.

Pues bien de todo esto que cuento tenemos aquí y la mayoría sin saberlo. Qué pena que a quien corresponda no haya tomado medidas oportunas para enseñarlo a propios y a extraños con lo que con ello se habría especu­lado en positivo para este olvidado pueblo del

sur de Córdoba.

Y termino abundando en el agradecimiento para Falete por sus enseñanzas y su buen hacer, para Antonio por su saber, su permisivi­dad y su tolerancia y para esos magníficos y

hermosos caballos de pura raza española, criados en la libertad que permiten estos tiempos en el paraje natural de Azores y de los que tendríamos que presumir a lo largo y ancho de esta tierra donde dicen que el hecho de vivir en ella es un lujo.

 Rafael Ortiz, "Falete", campeón de España de doma.
Rafael Ortiz, "Falete", campeón de España de doma.


900 Veces vista.


NOTICIAS

CRÍTICA MUNICIPAL (54)

CULTURA (201)

DEPORTES (140)

GENERAL (9)

GESTIÓN PÚBLICA (315)

HISTORIA (15)

LITERATURA (3)

NOTICIAS LOCALES (515)

OPINIÓN (30)

PERSONAS (77)

POLÍTICA LOCAL (82)

RELIGIOSIDAD POPULAR (32)

SUCESOS (200)

TOROS (41)


TODAS LAS NOTICIAS

BUSCADOR DE NOTICIAS


Libro de
Visitas





[INICIO] | [CURRÍCULO] | [BIOGRAFÍA] | [CRONISTA OFICIAL] | [ARTÍCULOS] | [LIBROS] | [FOTOTECA] | [ADARVE FOTOGRÁFICO]
[ENLÁCENOS] | [LIBRO DE VISITAS] | [ENVÍA TUS FOTOS] | [BLOG]


Diseño Web: © dEle2007