INICIO
 CURRÍCULO  
 NOTAS BIOGRÁFICAS  
 CRONISTA OFICIAL  
 ARTÍCULOS  
 LIBROS  
 FOTOTECA  
 ADARVE FOTOGRÁFICO  
 ENVÍA TUS FOTOS 
 VÍDEOS 
 NOTICIAS DE PRIEGO 
 ENLÁCENOS 
 LIBRO DE VISITAS 
 BLOG 

 

17.33. JOSE ALVAREZ CUBERO (1768-1827). En el Archivo General de Palacio

 




1032637 Visitas
desde el 1 de mayo 2007

HISTORIA
Niceto Alcalá-Zamora y Torres


VUELVE ALCALÁ-ZAMORA. (J.N. Oviedo).
14-12-2008

Alcalá-Zamora saluda a los jugadores.  Barcelona,
Alcalá-Zamora saluda a los jugadores. Barcelona,

          El archivo recuperado del primer presidente de la II República aporta documentación sobre la comuna asturiana

          Nuevos informes sobre el traslado de tropas y sobre los bombardeos en el frente bélico de la revolución de Asturias de 1934 han aparecido entre el archivo de Niceto Alcalá-Zamora, primer presidente de la II República española, que acaba de ser recuperado en Valencia después de haberse dado por perdido durante décadas.
          El archivo había sido sustraído en Madrid durante la Guerra Civil. Alcalá-Zamora, que se encontraba en Francia, acusó del hurto a Manuel Azaña -su sucesor en la presidencia de la República- y también al político asturiano Santiago Carrillo y a su padre Wenceslao Carrillo, líder socialista. Durante la contienda, parte de esa documentación fue publicada, aunque mutilada o sacada de contexto, como arma de propaganda política. Después, no se supo más de aquella interesantísima colección hasta que hace unas semanas el Grupo de Patrimonio histórico de la Guardia Civil tuvo conocimiento de que se pretendía vender en el mercado negro o al menos de una forma relativamente subrepticia los papeles del ex presidente de la República. Los agentes efectivamente encontraron el pasado día 6, en un establecimiento hostelero de Valencia, a un empresario que se estaba entrevistando como un especialista en tasar documentación histórica. El empresario, que no fue detenido, alegó que había heredado de su padre los papeles de Alcalá-Zamora.
         La justicia deberá ahora decidir quién es el propietario de esa documentación. El director general del Libro, Archivos y Bibliotecas, Rogelio Blanco, ha señalado que los documentos rescatados resultan «muy valiosos, hay documentación personal y otra de Estado. Lo razonable es conservarlo, digitalizarlo y hacerlo accesible», indicó.
         Se trata de más de 1.200 documentos, muchos de ellos manuscritos. Entre lo más curioso, destaca un discurso pronunciado por el presidente de la II República el 13 de abril de 1930 en el teatro Apolo de Valencia. Además del valor histórico, el documento adquiere relevancia por su valor testimonial, ya que incluye el menú que se sirvió en la velada, incluyendo langostinos, cordero, fruta, tabaco y champán.
          Niceto Alcalá-Zamora fue determinante en la historia contemporánea de España pero muy desconocido para el gran público. Sin embargo la figura su gran rival y sucesor como presidente de la República Manuel Azaña es de dominio público y goza de gran predicamento.
            Alcalá-Zamora nació pobre en Priego, Córdoba, en 1877 y murió pobre en Buenos Aires, Argentina, en 1949. De niño, logró estudiar por su cuenta en el pueblo, teniendo por maestros a su padre y a un antiguo albañil. Los libros se los tenían que prestar e iba en burro a examinarse a Cabra.
             Deslumbró en Madrid en las oposiciones a catedrático de Derecho Procesal. Los señoritos de la capital, que competían por plaza, se reían del pueblerino hasta que los barrió. Tenía una memoria prodigiosa y era un orador excepcional, el mejor hasta que apareció en escena Manuel Azaña. Los derrotados le pusieron como mote «El botas» porque así se solía calzar. Le quedó para siempre.
             Fue ministro de Fomento en 1917 y de la Guerra en 1922. Chocó con el general Primo de Rivera, el dictador, y empezó a destacar dentro del movimiento republicano a pesar de su condición de monárquico ferviente. Cuando se hundió la monarquía, Alcalá-Zamora, católico y conservador, era con mucho la persona de más valía dentro del heterogéneo bloque republicano y, claro, pasó a presidir el nuevo régimen.
             Las contradicciones se desataron al instante. La cuestión religiosa, tras la quema de conventos al mes de proclamarse la República, fue decisiva. Y aun más la enemiga de Azaña siempre al acecho.
             Las izquierdas se levantaron en 1934 contra el Gobierno conservador. Un año después, Alcalá-Zamora, sin razones de peso, abrió el proceso electoral que en febrero de 1936 daría el triunfo al Frente Popular. Inmediatamente lo destituyeron, irónicamente, por haber convocado aquellas elecciones.
             Le sucedió Azaña en mayo. La tragedia española estaba encima. El estallido de la guerra le cogió en Suecia. No volvió jamás. Murió muy pobre en Buenos Aires.


354 Veces vista.


NOTICIAS

CRÍTICA MUNICIPAL (54)

CULTURA (201)

DEPORTES (140)

GENERAL (9)

GESTIÓN PÚBLICA (315)

HISTORIA (15)

LITERATURA (3)

NOTICIAS LOCALES (515)

OPINIÓN (30)

PERSONAS (77)

POLÍTICA LOCAL (82)

RELIGIOSIDAD POPULAR (32)

SUCESOS (200)

TOROS (41)


TODAS LAS NOTICIAS

BUSCADOR DE NOTICIAS


Libro de
Visitas





[INICIO] | [CURRÍCULO] | [BIOGRAFÍA] | [CRONISTA OFICIAL] | [ARTÍCULOS] | [LIBROS] | [FOTOTECA] | [ADARVE FOTOGRÁFICO]
[ENLÁCENOS] | [LIBRO DE VISITAS] | [ENVÍA TUS FOTOS] | [BLOG]


Diseño Web: © dEle2007